Viernes, 3 de marzo de 2017


Entrevista en Ala Est

Entrevista sobre mi trabajo aparecida en el número 27 de la revista cultural Ala Est (www.alaest.com)

Alejandro Blasi, Ilustrador

Alejandro Blasi (Buenos Aires, Argentina) realiza trabajos de arte y diseño para bandas de todo el mundo. Hace 17 años que vive en la Isla de Mallorca. Se considera un inventor y eso es poco, ya que se nutre de los sueños, de su imaginación -sin duda su mayor capital- y de su profesionalidad.

En su mundo fantástico pero más real que cualquier otro, tienen cabida una inmensidad de objetos que lo definen, de pensamientos, de expresiones artísticas, pero sobre todo de una personalidad arrolladora.

Su impecable trabajo como diseñador, es el resultado de un largo y cuidado proceso imaginativo creado con la mente de un inventor de imágenes, de criaturas, de detalles que sólo existen, primero en su mente y luego en su soporte digital, porque él mismo los ha creado cuidadosamente, detalladamente, ¡impecables! y todo, para ser exageradamente perfectos.

Músico, pintor, escritor de relatos fantásticos, director de cortometrajes, consumidor de películas de ciencia ficción y de terror… dice de él mismo que es el secreto mejor guardado. A nosotros nos queda deleitarnos con su arte.

“Como artista plástico siempre fui surrealista -dispara-, creo que la cualidad más noble que tiene el arte es mostrar otra realidad posible. Me gusta el arte que no refleja la realidad sino que la transforma”. Así empieza Alejandro Blasi la conversación. Y continúa contando cómo ha llegado hasta aquí, dedicándose a hacer ilustraciones para bandas de música y a reinventar al inventor que lleva dentro. ¡Casi nada!

“Durante algún tiempo trabajé en galerías de arte, realmente he hecho todo el recorrido convencional de un artista plástico, pero había algo que no me satisfacía del todo y pensé en que me debía reinventar. Me pregunté qué sé hacer y a quién le puede interesar. Tengo facilidad para imaginar, para inventar mundos y pensé en bandas, en grupos de Heavy Metal. Los grupos de otros estilos musicales generalmente no necesitan de un ilustrador, pero dentro del Heavy Metal hay bandas que tienen un componente visual muy oscuro, muy dramático incluso, y para ello necesitan un ilustrador. Empecé pues a contactar con diferentes bandas enviando e-mails hace unos cuantos años (todavía no existían las redes sociales). Después de hacer esto durante un par de años, empezaron a salir tímidamente algunos resultados”.

Quería dedicarse a lo que le apasiona costara lo que costara y como él mismo comenta, “cuando uno pierde el miedo a hacer lo que en el fondo sabe que es lo que quiere hacer, todo toma su rumbo. No hay garantías, nunca las hay, pero hoy por hoy puedo decir que hace unos cuantos años que me dedico a hacer lo que me gusta”.

- ¡Lo conseguiste! Y en tu infancia, ¿cómo eras?

Supongo que siempre fui un bicho un poco raro. Siempre me consideré más que un artista, un inventor. A los 12 años diseñé una fábrica de racimos de uvas, pasaban por una cinta transportadora y llegaban convertidas en racimos... Mi madre todavía conserva los planos.

El tipo de arte que siempre me ha interesado incluye a los artistas surrealistas, Dalí, Giger, El Bosco… todos los que tratan de poner en imágenes lo que no tiene nombre.

- Trabajas para bandas de todo el mundo…

Sí, en este momento estoy trabajando con bandas de Argentina, España y México, pero he trabajado también para Alemania, Estados Unidos, Bélgica, Reino Unido, Uruguay, etc. Hago las portadas de los CDs y el diseño del interior del disco. Es un trabajo apasionante, me pasan las letras y los mp3 para escuchar las canciones, hablo con los músicos e intento reflejar lo que ellos quieren transmitir. Tengo que entender lo que el músico quiere expresar con su música. Realmente, tengo que pasar a imágenes la música, ese es mi trabajo.

- Eres un creador de mundos…

No vivo en esos mundos que invento. ¡Con que te guste jugar es suficiente!, a veces me siento como un niño que está jugando. Dibujar es como meditar, a veces la mano te fluye sola y luego ordeno lo que he iniciado. Hago garabatos rápidos y miro qué hice sin querer.

- ¿Cuál es el proceso que llevas a cabo para realizar una ilustración?

Primero lo dibujo en una tableta gráfica o en papel dibujado a lápiz y seguidamente, lo escaneo. Utilizo tanto el dibujo, como la pintura o el collage, además de medios digitales, como la fotografía, el 3D, el software de edición de imágenes… Finalizar una portada puede llevarme un mes de trabajo aproximadamente.

Alejandro me muestra algunos de sus bocetos realizados a lápiz en el inicio del proceso creativo de un proyecto. La verdad es que dudé de que fuera lápiz, me quedé con las ganas de pedirle una goma de borrar para comprobar que lo era. Repleto de detalles, luces y sombras, relieves… El dibujo que sostuve en las manos me gritó, ¡lo hizo!

- ¿Crees que visualmente las ilustraciones de portadas de CD’s de estos grupos son muy similares?

Temáticamente no me repito casi nunca y me hacen los pedidos más increíbles que puedas imaginar. No hay rutina, siempre estoy experimentando. Al inicio de un proyecto nunca sé cómo lo voy a hacer, siempre es un descubrimiento, pero termina apareciendo.


Marga Serrano Servera.